h1

El Jazz Club – Parte II

junio 19, 06

(…) Y cuentan cuatro, la jam se arma, y suben
Diego Lutteral, Diego Bruno, Marcelo Blanco, Enrique Norris, Guillermo Bazzola, Ariel Goldemberg, Paco Whet, Ludmila Fernández, Eleonora Eubel, Oscar A. Giunta, Maggie Garbino, Alejandro “Chino” Jáuregui, Roberto Ritto, Marina Rama, Alejo Von der Pahlen, Jorge Torrecillas, Guillermo Delgado, Ricardo Cavalli, Alejandro Ferrera, Alejandro Kalinoski, Sergio Lamas, Laura Hatton, Pablo Puntoriero, Daniel Míguez, Marcelo Kitay, Jorge Puig, Claudio Gatti, Guillermo Rozenthuler, Eloy Michelini, Bárbara Togander, Ariel Vigo, Natalio Sued, Willy Pagiatis, Gustavo Cámara, Rodrigo Domínguez, y Fernando “Penaco” Zaldívar. Ale (González) me abraza en la barra y va también a conducir la jam.
Suena el “Blues del Jazz Club”, y se suman el Hernán Merlo Quinteto, AfroJazz (Pepi y Pablo), y Suruví Mareado Jazz Grupo. Renato y Sam, Danilo Pérez con Salinas.
Beto Caletti nos hace bailar y cantar un rato con su MPB.
Y la Big Band toca “Shiny Stockings” sin saber que en Montreux esperaba Benson.
Walter Malosetti y su hijo Javier; el local está lleno, son más lo que quieren venir a escuchar. El Mono Fontana (los rulos sobre el teclado en la luz azul, la ceremonia) y su amor por Jaco trajeron a Spinetta. Quintino trajo a Pedro Aznar, y Herrerías a Hermeto.
También bailamos (y nos despeinamos) con Latinaje.
Y la exquisitez de Rubén Barbieri, con Armando Alonso y Merlo.
Adrián Iaies habla de su “Nostalgia y otros vicios”. Y sí, los dilectos hijos de la gran orquesta de Wynton se acercan a jugar con sus parientes de este lado del mundo, comandados por Ariel Goldemberg. Duke era la excusa.
Chacareras y zambas con Willy González. Tiburones con Escalandrum. Y magia con el Sexteto de Ernesto Jodos.
Duke cumple años y soplamos las velitas con él. Diego Lutteral reparte la torta, y Cavalli (te extrañamos, Ricardo, esta vez) es el maestro de ceremonias. Ellington, desde el cielo, sonríe, treinta músicos argentinos le cantan el happy birthday con sus propias canciones.
Laura canta “You’ve changed” (de lo que nadie se escapa). Dmitruk blusea una zamba. Bazzola, desde el Aire. El Ghetto hace saltar el techo del local (poderoso!). Y candombe con Nolé, y trío á la Evans con Romero. Héctor López Fürst o cómo mantenerse joven con los años. Y un berrido: Mancebos sale a la luz. Desde la habitación de al lado, un cubo negro regado con buen vino y que suena como los dioses hace de alojamiento por un rato. Américo, Remus, Lastra, Facundo Bergalli y el último adiós de Larumbe. Y en un galpón grande pero glamoroso Escalandrum sale por la tele y entra en todos nosotros. Todo está ahí, siguen tocando. Y llegan más, y está la música, para siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: