Archive for 29 noviembre 2007

h1

Acercamiento a lo afro en el jazz argentino – en vivo en Radio U. de Chile

noviembre 29, 07

El jueves 22 de noviembre pasado participé como invitada del programa sobre músicas afro Estación Aeropuerto, de Radio Universidad de Chile.estación aeropuerto

Allí conversamos con su conductor, Pablo Dintrans, periodista e investigador de la música afroamericana, y con Miguel Vera Cifras, responsable del programa Holojazz de la misma emisora y director del Diplomado en Origen y Evolución del Jazz de la Universidad Miguel de Cervantes.

La temática giró en torno a nuestros acercamientos a la cuestión afro en el jazz argentino, mediada por el proceso de invisibilización de la negritud en nuestra sociedad.

Para escuchar el programa, CLICK AQUI

En la página web del programa está disponible el video de la entrevista. También se puede acceder desde aquí:

Parte I

Parte II

Parte III

h1

Pensar el jazz – 21/11 en vivo en Holojazz

noviembre 29, 07

El miércoles pasado, en el marco de la visita que holojazzrealicé a Santiago de Chile como profesora invitada del Diplomado en Origen y Evolución del Jazz, Universidad Miguel de Cervantes, participé en vivo del programa de mis amigos de Holojazz, en la Radio Universidad de Chile.

Conversamos con su anfitrión y director del Diplomado, Miguel Vera Cifras, sobre las clases que brindamos y la posibilidad de introducir nuevas perspectivas para abordar el jazz.

Se puede escuchar el programa emitido en el reproductor inserto en este link:

Holojazz – Programa del 21 de noviembre de 2007

h1

Jueves 29/11 en Radio Maestra

noviembre 28, 07

El jueves 29 de noviembre estaré presente, jazz con amigosjazz con amigosjazz con amigosvradio maestraía telefónica, en el programa Jazz con Amigos, que se emite por la 97.3 de Radio Maestra, ciudad de Necochea, conducido por Luis Piazzini.

La cita es a las 20 y se puede escuchar el programa por Internet.

h1

Recomendá un concierto – Diciembre 07

noviembre 28, 07

Arrancamos diciembre con una propuesta rosarina, otra cordobesa y una porteña, más el Umbria Jazz en el Teatro Presidente Alvear:

Sábado 1 de Diciembre

22 hsLa Muestra

San Luis y J.M.de Rosas – Rosario

Presenta a:

Esteban Maxera Cuarteto
 

Pablo Andres/Saxo alto – Ignacio Esborraz/Guitarra
Esteban Maxera/Bajo – Osky Manassero/Batería

Martina/Torres/Manassero
Daniel Martina/Guitarra
Willy Torres/Bajo
Osky Manassero/Batería

www.danielmartina.com.ar

RESERVAS :  (0341) 4263630

——————————————————————-

Festival de Jazz

en Jazz Ambient

GABRIEL FONSECA cuartetoLOS INTOCABLESEL CORTO JUNCOS y su banda07 dic 2007, 23:00

Amalia Juarez Nuñez 105 frente a la plaza, Saldan, Córdoba
Coste : $20PEDRO FERREYRA .
http://www.myspace.com/pedroferreyra
http://www.fotolog.com/pedroferreyra
www.ovejanegratrio.com.ar

—————————-

RICARDO NOLE

GRUPO “TEMPLANDO”

RICARDO NOLE – PIANO, ARREGLOS

FERNANDO LERMAN- SAXOS, FLAUTA

CLAUDIO ROSSI- TROMPETA

MARIANO SIVORI- ABAJO

FACUNDO FERREIRA- BATERIA, PERCUSION

JAVIER “TURCO” MOKDAD- PERCUSION

EN

THELONIOUS CLUB

SALGUERO 1884 ESQUINA GUEMES

DOMINGO  2 DE DICIEMBRE 21.00 HS

reservas al 4829-1562

———————————————

umbria jazz

h1

La legislatura porteña distingue al baterista Eduardo Casalla

noviembre 22, 07

Será nombrado Personalidad destacada de la cultura 

“EDUARDO CASALLA TIENE RITMO”

EL BATERISTA DE LALO SCHIFRIN  Y DEL MONO VILLEGAS SERA HOMENAJEADO CON UNA JAM SESSION, CELEBRANDO SU DISTINCION COMO “PERSONALIDAD DESTACADA DE LA CULTURA PORTEÑA”: ESTE PROXIMO DOMINGO 25 DE NOVIEMBRE A LAS 17:30 EN NOTORIUS BAR

Se trata de uno de los escasisimos jazzistas locales destacados por la Legislatura.

El legendario baterista de jazz EDUARDO CASALLA recibirá esa distinción (originada en un proyecto de Ley del diputado Mario Morando aprobado recientemente por la Legislatura porteña) el domingo 25 de noviembre a las 17.30 horas. El acto se realizará en uno de los más significativos espacios del jazz porteño: Notorius Bar, Av. Callao 966

Las palabras (pocas) estarán a cargo de Mario Morando, del crìtico musical Guillermo Fuentes Rey , y del propio Casalla, y la música (mucha) correrá por cuenta de los amigos del baterista: Jorge Navarro, Gustavo Bergalli, Livia Barbosa y Carlos Alvarez, entre otros.

Eduardo Casalla dio sus primeros pasos jazzísticos en el Bop Club Argentino y, en 1958, integró la orquesta y el quinteto de Lalo Schifrin con el que grabó la Banda Original de Sonido de la película “El Jefe” (de Fernando Ayala). Un año después fue cofundador de Los Swing Timers (grupo en el que permanecería cuatro décadas) y, casi al mismo tiempo, se integró a la Agrupación Nuevo Jazz.

A partir de esas iniciales experiencias, Casalla no dejó de actuar en recitales y conciertos, y de acompañar a fundamentales solistas nacionales y extranjeros: Leandro “Gato” Barbieri, Jorge Navarro, Rodolfo Alchourrón, Enrique Villegas, Clare Fischer, Paul Gonzalvez, Willie Cook, Horacio Borraro, Marito Cosentino, Roberto Fernández, Andrés Boiarsky, César Gentile, entre otros.

Paralelamente desarrolló una importante tarea docente, destacándose su participación en los Seminarios de Jazz de las Leñas, Mendoza (entre 1987 y 1990).

Desde 1997 constituye su Trío de Jazz, permitiendo la presentación de jóvenes músicos, como los hoy ya conocidos Ernesto Jodos, Hernán Merlo, Carlos Lastra y Juan Cruz de Urquiza. Casalla fue convocado en 1998 una vez más por Lalo Schifrin en su presentación “Un concierto de película” y en dos masivos espectáculos realizados en la Ciudad. En 2001 lanzó el trabajo discográfico “Improntas”, de su cuarteto de Jazz, llegando a venderse en Europa y Japón.

Más actualmente, en 2004 se presentó en el Teatro Margarita Xirgu junto a destacadísimos músicos en La Gran Banda, mientras que en 2005 se presentó en Notorius con El Nuevo Cuarteto de Eduardo Casalla. Desde 2006 viene integrando el trío de Jorge Navarro.

“Por su categoría de eximio baterista y su estilo increíblemente creativo de tocar, que casi produce el milagro de transformar el ritmo en melodía, y por su vocación de contribuir al desarrollo musical de nuevas generaciones, el Dr. Eduardo Casalla ha sido declarado Personalidad Destacada de la Cultura”, afirmó el diputado Mario Morando, autor de la iniciativa.

casalla

casalla

h1

Políticas culturales, ¿para quién? – Por Ana Wortman

noviembre 14, 07

Politicas culturales, para quién?

Ana Wortman

La cultura ocupa un lugar cada vez más significativo de las agendas políticas nacionales e internacionales. En los ochenta se le atribuía a la cultura la capacidad de modificar valores encarnados a nivel micro social, contrarios a los procesos de democratización y desde esa perspectiva se pensaban las políticas culturales. Estas eran convocadas para contribuir a sentar las bases de un nuevo orden político. Años más tarde, los políticos descubrieron que la cultura está vinculada con la economía, que genera empleo, ganancias para el país, inversiones internacionales y otorga legitimación, se ha vuelto inesperadamente en un tema con suma importancia. Esta preocupación no es demasiado lejana en el tiempo y acompaña ciertos lineamientos de organismos internacionales y de la constatación del peso que han ido ocupando las industrias culturales en la dinámica de la economía mundial. Por ejemplo, el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires así lo entendió estos años, cuando la secretaria de Cultura pasó a denominarse Ministerio de Cultura y la cuestión de las industrias culturales pasaron a formar parte del Ministerio de la Producción.

Si bien en nuestra ciencias sociales nacionales y latinomericanas aun no tiene el mismo desarrollo que problemas más reconocidos como problemas sociales laborales y económicos, la cultura ocupa un lugar mas relevante o al menos se reconoce, sin saber demasiado por qué, y de que estamos hablando, la cultura debe ser tenida en cuenta. Se pueden detectar cada vez más cursos, maestrías, estudios de especialización sobre esta materia.

También hasta no hace demasiado tiempo, la cultura formaba parte de escasos espacios periodísticos especializado. El objetivo de estos espacios consistía en informar a un público conocedor de la cultura sobre las novedades en diversos campos de interés de estos públicos. Los suplementos culturales estaban destinados a lectores, investigadores, analistas, ensayistas, visitantes asiduos de galerías y museos de plástica, público de conciertos y recitales, etc: el público ya existía. Al percibirse el componente económico de la cultura con la creciente presencia de las industrias culturales en la dinámica económica y social, los medios se apropian de la cultura. La cultura ocupa un lugar singular en la programación mediática, curiosamente en forma paralela a una programación, particularmente en la televisión abierta, absolutamente inútil, casi descerebrada podríamos decir.

En efecto, en la llamada sociedad de la información, contamos con una gran cantidad de información sobre la cultura. Podemos encontrar canales culturales, programas culturales, noticias culturales en la tapa de diarios, notas en revistas de divulgación sumado a un crecimiento del llamado periodismo cultural, suplementos etc. Podemos tener información sobre la cultura, aún conociendo poco de ella, parafraseando a Bourdieu. Mirando estos programas, leyendo los suplementos, tenemos acceso a información acerca de quien ganó el premio novela del diario más vendido del país , qué piensa determinado escritor acerca de la política norteamericana o su posición respecto a los derechos de las minorías, a quien va a votar un famoso artista plástico, cuánta gente asistió a la Feria del Libro, pero no sabemos por ejemplo que impacto “cultural” tiene la exposición de la gente a esta información tanto de la televisión como de la prensa gráfica. Se celebra irreflexivamente el crecimiento de la asistencia a la Feria del Libro, a ARTEBA, la Noche de los Museos. Se alude en ciertos titulares al crecimiento anual de asistencia a estos espacios. Nos preguntamos, todas estas instancias generan públicos? .

Se habla de la cultura, la cultura está en todas partes. Ferias del libro, nacionales, internacionales, intranacionales, jornadas, charlas, exposiciones mesas. En los procesos de globalización económica, se percibe el peso que asume lo cultural en estos espacios de encuentro de productores, artistas, como el caso del libro, el cine, las artes plásticas. Ahora bien esta omnipresencia cultural, genera algún tipo de relación con el nivel cultural de una sociedad? Quienes consumen esta información, generan nuevas prácticas sociales? Hay más vida cultural que años atrás, hay más productores culturales, me pregunto? O es la mediatización de la vida social, esto es la conformación de una esfera pública mediática y virtual la que constituye un escenario más visible. Que la cultura se haya vuelto más visible es más accesible, implica que la gente se vincule más con la cultura? Quienes son los que van a las presentaciones de libros, a los cafés literarios, a las puestas en escena del teatro independiente, a los recitales de música masiva, a los recitales de música alternativa? Es decir , a todo lo que “hay de nuevo” en los más importantes centros urbanos del país.

En definitiva esta creciente pre ocupación por la cultura genera nuevos públicos y cambios sociales? Pero además de incidir en un mayor consumo de cultura, como seguramente deben preocuparse quienes están a cargo de las editoriales, las empresas discográficas, las galería de arte, nos preguntamos qué efectos a nivel social, la gente se hace más reflexiva?. Se supone que quien encarna un proyecto cultural lo hace en función de alguna meta, de una idea, un propósito. Si bien en la sociedad capitalista, quien hace un emprendimiento tiene metas económicas, quiere ganar dinero, pero obviamente hay muchas maneras de ganar dinero, el punto es ver por que ganar dinero a través de la producción cultural. Podemos suponer que quien lo hace se apoya en algún ideal, difundir algo desconocido, difundir gustos, lecturas, preguntas

Con el propósito de comprender el devenir de la cultura en la Argentina, observamos aspectos del desarrollo cultural argentino en los años 20, años 60, desarrollo lejanamente vinculado a un Estado preocupado por devenir de la cultura tanto en un periodo como en el otro, por el contrario son espacios de la sociedad civil, incipientes industrias culturales, intelectuales extranjeros con ideas fuerzas para encarar proyectos, quienes dan forma a los proyectos culturales. El Estado si participa en algún sentido a través del peso que asume la escuela pública a través de la alfabetización masiva y extensiva en los 20 primero y con la escolarización secundaria y universitaria después en los años 60 inciden en la generación de condiciones sociales para el éxito de diversos emprendimientos culturales de la sociedad civil. Los números de las tiradas de diarios, novelas semanales, difusión de la radio y el cine fundamentalmente, en las primeras décadas. Más adelante, los números de venta de libros, la proliferación de editoriales, crecimiento de los cineclubes, publico de cine, compra de televisores, creación y difusión de nuevas músicas en los sesenta coincidían con procesos sociales significativos, hoy inexistentes.
No es mi propósito en ningún sentido proponer una mirada nostálgica. No tiene ningún sentido, como si hubiera existido alguna vez, quizás solo miticamente alguna edad dorada. Solo podemos leer el pasado a través de las números de las tiradas de diarios y ediciones de libros y si, leer el presente a través de tiradas y encuestas sobre consumos. En ese sentido, se constata una disminución de la lectura, una disminución de la compra de libros, una disminución de la venta de CDS de música no exclusivamente comercial, disminución de publico de cines de autor, aunque no desvinculación con el cine, aunque por otro lado debemos celebrar cierta democratización de las artes plásticas y del danza clásica por ejemplo Este tema merece otro articulo. A lo que apunto aquí es a otra cuestión planteada en este artículo acerca de esta proliferación de lo cultural, en un contexto donde la cultura no parece constituir un valor en parte de la sociedad. quizás la pregunta debiera ser otra. ¿De qué hablamos cuando hablamos de cultura, (no hago esta pregunta para luego decir que todo es cultura, ya que manifestar mi preocupación sobre el destino de la cultura supondría no preocuparme por otros problemas sociales, y así evitar ser calificada de elitista o algo así), sobre qué ideas y metas se generan proyectos culturales y fundamentalmente? ¿qué significa ser culto hoy?. ¿Es posible pensar en proyectos culturales sobre la base del significado de ser culto del siglo XIX, en una cultura fundada en la representación discursiva al decir de Lash, o quizás seria más productivo preguntarnos qué significa ser culto hoy en una cultura fundada en la representación figural, esto es la cultura de la imagen y el impacto de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información? Seguramente los modos de vincularse con la cultura en términos generales deben haberse modificado porque la cultura es otra. En relación con nuestro país, pensar sobre los proyectos culturales no debiera dejar de lado quienes son los posibles escuchas , lectores u observadores, la sociedad también es otra. Como lo expresa claramente la forma del voto en las últimas elecciones en la Argentina, nos encontramos a diferencias de décadas atrás con una sociedad profundamente fragmentada y que ha abandonado la ilusión, ahí si me pongo nostálgica, de un país mas integrado socialmente.

Este articulo será publicado en la Revista Sociales, de la Facultad de Ciencias Sociales en su próximo número: “Las deudas pendientes del gobierno de Kirchner”.

Ana Wortman. Socióloga UBA, Magíster en Ciencias Sociales, FLACSO-Buenos Aires, Doctoranda Facultad de Ciencias Sociales. Profesora e Investigadora de la Facultad de Ciencias Sociales UBA.

h1

El Mono, el Chivo y el hermano del Gato

noviembre 10, 07
Trabajo presentado el 7 de noviembre pasado en la Mesa Campo cultural, política y clases medias en la Argentina,  Iniciativas y tensiones: Transformaciones en el campo artístico, de las VII Jornadas de Sociología de la UBA, realizadas en ocasión del 50 aniversario de dicha Carrera.
Agradezco profundamente a Fernando Gelbard, Hugo Feliú y Eduardo Casalla por su ayuda y colaboración, y por el material facilitado para su realización.

Resumen: 

El Mono, el Chivo y el hermano del Gato: la experiencia moderna del jazz de los sesenta en Buenos Aires 

 

Utilizando como punto de partida análisis ya realizados sobre el campo artístico del jazz argentino en la actualidad, nos proponemos abordar aspectos relacionados a su historia que aparecen de manera fragmentaria en los relatos contemporáneos, como huellas del proyecto de modernidad que en la década de los sesenta fue encarnado en Buenos Aires por los músicos de la asociación Bop Club. Rescatamos los relatos que perviven sobre algunos de los exponentes relevantes de esta corriente, poniendo el acento en cuestiones que permanecieron veladas, en función de reconstruir ciertos itinerarios truncos de las prácticas e imaginarios de las clases medias de la época. Utilizaremos como metodología el análisis del discurso sobre productos culturales: la música, sus soportes, y las relaciones con el contexto social y cultural. 
Seguir leyendo El Mono, El Chivo y el hermano del Gato