Archive for 31 diciembre 2007

h1

A modo de balance: cromañón, el festival de jazz y la nueva gestión

diciembre 31, 07

Ayer, 30 de diciembre. Un nuevo aniversario de Cromañón.

Eduardo Fabregat escribió una muy buena nota en Página 12 sobre la escena del rock. En su blog Pan y Circo se reproduce el texto.

También encontré en el blog del músico de tango Walter Abadie una reflexión actual sobre el tema. No dista mucho de lo que dijimos hace más de un año atrás en las Jornadas Nuevos Intermediarios Culturales de la UBA. Abadie llama la atención también sobre el cierre del Bar Teatro Tuñón. El paso del tiempo empeora las cosas.

Mientras tanto, desde el nuevo gobierno de la Ciudad, y en medio de fuertes cuestionamientos a los lineamientos dejados ver para la gestión cultural, se apuró el lanzamiento de las ediciones 2008 de los festivales de tango y jazz. “La dirección artística va a estar a cargo de especialistas”, se dijo.

Ayer se publicó en Clarín una entrevista a los ungidos. Gustavo Mozzi -(¿aún?) a cargo del área música del Centro Cultural Ricardo Rojas y ex funcionario de la Dirección de Música de las anteriores gestiones culturales desde tiempos de De la Rúa en la ciudad (al menos en lo que yo recuerdo)-, asume en Tango, y el músico Adrián Iaies en el Festival de Jazz.

Por lo que he podido leer, Iaies tiene varios proyectos en carpeta tales como la inclusión de obras originales encargadas especialmente a artistas como Mariano Otero, Enrique Norris y Pepi Taveira, la intención de ubicar al festival vernáculo en la agenda internacional (léase europea y estadounidense), llevar el festival a salas de concierto, concitar una mayor participación de los clubes, entre otros.

Que Iaies tenga criterio artístico es indiscutible, lo compartamos o no. Pero puede haber más de un criterio posible, de la misma forma que hay más de un criterio de gestión en cuanto a dónde, con quién, y para quién se realiza el Festival. Al respecto, ya vimos uno importantísimo organizado por Cultura de la Nación, en tiempos de Lopérfido, realizado en los lagos de la patagonia para unos cuantos turistas y aquellos privilegiados que pudieron costearse el pasaje.

Dudo profundamente de la capacidad (o la intención) del gobierno de Macri por producir los cambios culturales que se hagan cargo, por caso, de los problemas planteados al inicio de esta nota. O de la democratización del arte para revertir este proceso de elitización en donde el jazz parece ser ícono, aunque sepamos que no lo es. Como dice Eduardo Galeano, el jazz es la más libre de las músicas.

Le deseamos mucha suerte a Adrián. Pero también, en contrario a lo que dice en la entrevista, que sea conciente que está trabajando para Macri y el (ex sushi) Ministro de Cultura porteño Lombardi.

Todavía hoy se puede optar entre un criterio u otro, la cultura como negocio o la cultura como cambio social.

Anuncios
h1

Recomendá un concierto – enero 08

diciembre 29, 07

Hola! Año nuevo, propuestas nuevas (no olvides dejar la tuya como comentario):

LITO EPUMER 

MACHI RUFINO

CRISTIAN JUDURCHA

ENERO2008:  Miércoles 16 / 23 / 30, a las 21,30
Thelonious Club – Salguero 1884 – Palermo, Buenos Aires.  Entrada: $20
El virtuoso guitarrista de jazz se presentará con su trío integrado por Machi Rufino en bajo y Cristian Judurcha en batería. La propuesta musical del guitarrista Lito Epumer transita los caminos del llamado “jazz argentino”, un lugar donde confluyen el folklore y el candombe con una mirada contemporanea y personal. Sus composiciones mantienen los elementos relacionados con la improvisacion y algunas armonias que tienen que ver con el jazz, pero fundamentalmente sus temas “miran para adentro” con un sonido que identifica sus origenes y su tierra.Desde que en 1975 fundó Madre Atómica junto al Mono Fontana y Pedro Aznar, LITO EPUMER participó de los proyectos de músicos de trayectorias tan diversas como Luis Alberto Spinetta (Spinetta Jade), Lito Vitale (cuarteto), Rubén Rada, Alfredo Casero (Halibour Fiberglass Sereneiders), los hermanos Fatorusso (Hugo y Osvaldo) y Dino Saluzzi en Argentina y el Allem Young Blood Quartet cuando vivó en Los Angeles.  Tambien compartió escenarios, shows en vivo y/o grabaciones con Alphonso Johnson, Raúl Carnota, Horacio Larumbe, Javier Malosetti, Fernando Kabusacki, Pedro Aznar , entre muchos otros.En 1999 tomando finalmente la ritmica rioplatense como sello realizó su primer tour europeo en Italia, y luego del cual regresó cada año presentandose además de Italia en  Austria y Suiza con su quinteto formado  por Gustavo Liamgot (teclado/acordeon), Cristian Judurcha (bateria), Mario Gusso (percusion), Fausto Beccalossi (inv especial en acordeon). Su último cd. solista llamado Dos Zorros, (Epumer significa “zorro” en mapuche) tiene como invitado especial a Luis Alberto Spinetta y fue producido por Pedro Aznar quien también tocó en varios tracks.info & music : myspace.com/epumerlito
     

un verdadero POWER TRIO!

MACHI RUFINO(BAJO) Discografía: Pappo’s Blues Volumen 3 (Pappo’s Blues), 1973 Pappo’s Blues Volumen 4 (Pappo’s Blues), 1974 “Invisible” (Invisible), 1974 “Durazno sangrando” (Invisible), 1975 “Rock Competition” (Artistas varios), 1975 “El jardín de los presentes” (Invisible), 1976 “A 18 minutos del sol” (Spinetta), 1977 “Tantor” (Tantor), 1979 “Azules de otoño” (Vivencia), 1979 “Los siete pecados capitales” (Vivencia), 1980 “Soy lo que soy” (Sandra Mihanovich), 1980 “Si no lo creo, no lo veo”, (BB Muñoz) 1982 “Pare y escuche” (Vivencia), 1983 “Mondo di cromo” (Spinetta), 1983 “Travesía Del Alma” (Julia Zenco), 1984 “En Los Ochenta” (Marcelo San Juan), 1985 “Los Bailes De La Vida” (Mercedes Sosa), 1985 “Bs. As. New York”, Francisco Rivero 1985 “La la la” (Spinetta/Páez), 1986 “Téster de violencia” (Spinetta), 1988 “Piel de piel” (Spinetta) 1990 “Profano”, (Ruben Goldín) 1988 “Fuego Gris” (Spinetta), 1994 Rock Nacional Grandes Exitos, 1994 Rockmantico, 1994 “Chaco” (Illya Kuryaki), 1995 40 Años de Rock Argentino, 2006.  info & music : myspace.com/carlosmachirufino

CRISTIAN JUDURCHA:(BATERIA) En Casi 30 Años de carrera ha trabajado con artistas como:  Pedro Aznar, Lito Vitale Cuarteto, Mono Fontana, Antonio Birabent, Claudia Puyo, Mario Parmisano, Sueter, Sarten Asaresi, Sandra Mihanovich, Patricia Sosa, Silvina Garre, Alejandro Lerner, David Lebon, Ruben Goldin, Javier Malosetti, Maria Eva Albistur, Jairo, Luis Salinas, Graciela Coseri, Alfredo Casero, Luis Borda, Luis Alberto Spinetta. Actualmente realiza clinicas con Facundo Guevara y forma parte del grupo de J.C.Baglietto, ademas del Lito Epumer cuarteto.  info & music : myspace.com/cristianjudurcha
———————————————————————————————

MACIAZ freeorg
en concierto
en
LALO & Cia
VIERNES 11 DE ENERO
23:00 HS
Roi Maciaz…teclados.
Federico Farias…bajo.
Oscar Puliafitto…bateria.
………………………………………………….
freefree

h1

Oscar

diciembre 26, 07

Falleció Oscar Peterson a los 82 años en la ciudad de Toronto, Canadá.

http://www.jazzero.com.ar/index.php/archives/oscar

peterson

h1

Felicidades!

diciembre 17, 07

christmasjazz

FELIZ 2008! 

UNA OPORTUNIDAD

PARA QUE SE CUMPLAN

NUESTROS DESEOS

h1

Sobre la conciencia negra en Argentina

diciembre 3, 07

20 de noviembre, Día de la Conciencia Negra
¿Qué conciencia es ésta?

Alejandro Frigerio

En los últimos años, se han realizado en Buenos Aires celebraciones del Día de la Conciencia Negra. ¿Que será esto de la conciencia negra si uno, como la mayor parte de quienes practican actualmente alguna forma de cultura afro en la ciudad, no es afrodescendiente,?

Propongo que en este caso la conciencia negra debería al menos incluir el reconocer: 1) que la cultura de origen afro es una parte invisibilizada, negada, de la cultura argentina; 2) que los afroargentinos cumplieron un rol relevante en la tamboreshistoria argentina pero que fueron invisibilizados –y aún lo son, ya que todavía existen en la ciudad; 3) que los afroargentinos y otros grupos afroamericanos y ahora africanos que aquí están son discriminados y marginados; 4) que cada una de las diversas formas artísticas que conforman la rica cultura negra incluyen a su vez distintos géneros, y estos poseen sus técnicas específicas, sus criterios estéticos y su ética; 5) que la complejidad multidimensional de la cultura negra no se aprende de un día para el otro -la puede practicar y dominar cualquiera, pero que se haya tomado el trabajo y los años de aprender con los maestros correctos; 5) que los distintos géneros de cultura negra están emparentados y que en virtud de su origen común poseen criterios estéticos y éticos comunes; 6) que hay una opresión social sobre esta cultura, ya sea que la practiquen negros o blancos y 7) que la actual popularidad de la cultura negra (afro, afroamericana, de origen africano -esto ya es otra larga discusión) que la hace parte innegable de la cultura juvenil porteña no implica, necesariamente, una conciencia negra.

Como despreocuparse por la cultura afro

A principios de noviembre se realizó un evento interesantísimo y absolutamente necesario a esta altura del desarrollo de la cultura (de origen) afro en la ciudad: Buenos Aires Afro Hoy, organizado por el Instituto de Investigación y Difusión de las Culturas Negras de Morón, con el apoyo de muchos otros grupos. La intención era reunir a quienes practican percusión y danza afro, a los cultores de religiones afroamericanas, a coleccionistas y gestores culturales y a los que luchan por los derechos de los afrodescendientes, para que contaran sus experiencias en las distintas áreas. Fue el primer evento que reunió un espectro tan amplio de practicantes de distintas modalidades de la cultura afro y en el que se propuso el rescate y la discusión de sus experiencias dentro de este campo cultural.

Era una excelente oportunidad para plantearse preguntas como: “¿qué hacemos?”; “¿por qué lo hacemos?”; “¿cómo lo hacemos?”; “¿qué problemas tenemos?” y “¿cómo lo podemos hacer mejor?” Dada la cantidad de gente que practica alguna forma de cultura afro estos días sólo se podía esperar una fuerte concurrencia. Sin embargo esto no fue así. Algunos de los precursores de artes afros que fueron invitados y estaban anunciados no fueron y ni siquiera avisaron ni se excusaron después. ¿No les importaba acaso compartir su conocimiento y su historia, sus experiencias?. ¿No les interesaba escuchar a sus colegas?. ¿Será que sólo quieren gente que pague y tome sus clases y les diga que son los mejores practicantes de esa forma de cultura afro?La concurrencia a este evento -así como a otras actividades anteriores- muestra el poco compromiso (la poca conciencia negra) que hay entre los que practican estas artes. No escuchan a sus pares, no van a las presentaciones de sus colegas y si van invitados sólo llegan para actuar y se van sin haber escuchado a los otros. Aunque presenciamos hoy un desarrollo impensado de la cultura afro en Buenos Aires parece que esto se ha producido a través de la expansión de una enorme variedad de grupos autistas. Grupos de gente que sólo ven su tambor y los de su compañeros. O su danza y la de su grupo. Si son tamboreros no les importan la danza, si tocan un género de música no les importan las otras, si hacen danza no les importa la religión, si practican religión no les interesa la cultura.

Como preocuparse por la cultura afro

Diría que la conciencia negra, para alguien que no es afrodescendiente debería como mínimo, implicar, primero y principal, respeto y segundo y no menos importante, compromiso. Respeto por los orígenes (étnicos, nacionales) de esta cultura, por sus características propias, por conocerlas, aprenderlas y transmitirlas lo más fielmente posible. Respeto también quiere decir reconocer que todas las manifestaciones de la cultura afroamericana nacen de un hecho original de esclavización de poblaciones enteras y de la continuada opresión de un grupo por otro. Aún cuando lo que practicamos hoy en día no sea cultura de esclavizados (porque se desarrolló después de la abolición de la esclavitud) siempre es cultura de oprimidos.

Cuando alguien empieza a practicar alguna forma de cultura negra, lo quiera o no, lo sepa o no, está participando de un proceso de más de cuatrocientos años de esclavización, opresión y despojo cultural de una raza por otra. Si uno participa con respeto y ayuda a ubicar a la cultura negra con sus características específicas y sin olvidar sus orígenes en el lugar que se merece en el patrimonio cultural de la humanidad, está ayudando mínimamente a reparar cientos de años de injusticia.

Pero si se lo toma a la ligera, como la práctica de algo que sólo es “divertido”, “primitivo”, “para relajarse”, está colaborando con el actual proceso de estereotipación, de banalización y de mercantilización de la cultura negra -las nuevas formas de la opresión cultural. Sigue siendo parte del problema, no de la solución –dilema del que no escapan, por cierto, algunos propios afrodescendientes que parecen satisfechos en perpetuar estereotipos raciales mientras esto les reporte beneficios inmediatos.Puede y debe haber diversión en la práctica de la cultura afroamericana pero no puede haber frivolidad. Aún las mezclas, hibridaciones o nuevos desarrollos que se puedan y deban realizar (ya que ninguna cultura es estática) no tendrían que olvidar estos orígenes. Si la consideramos como, y queremos darle el estatus de, patrimonio cultural de la humanidad, debemos conservar una conciencia de, y un respeto por, estos orígenes.

“… practicar alguna forma de cultura afro en la Buenos Aires tradicionalmente ‘blanca y europea’ se transforma en una actividad política, ya que para hacerlo hay que ir en contra de las condiciones sociales dadas y de los estereotipos vigentes “

Compromiso es darse cuenta que practicar cultura afro es convertirse, en mayor o menor medida, en un “militante afro”, ya que si no hay que olvidar los orígenes, tampoco hay que dejar de tomar en cuenta el contexto social actual. Es necesario tomar conciencia de que practicar alguna forma de cultura afro en la Buenos Aires tradicionalmente “blanca y europea” se transforma en una actividad política, ya que para hacerlo hay que ir en contra de las condiciones sociales dadas y de los estereotipos vigentes acerca de cómo somos y qué deberíamos hacer de nuestra vida cultural, especialmente en los espacios públicos, los porteños.Aunque uno no esté conciente de que está realizando resistencia cultural, la resistencia frecuentemente se siente del otro lado. Aún quien cree que no resiste culturalmente es discriminado socialmente. Las reacciones sociales ante estas prácticas muestran la continuidad centenaria de procesos cotidianos de racismo, discriminación, invisibilización, estereotipación –de los cuales son víctimas no solamente los practicantes afrodescendientes sino todos aquellos que practican “cosas de negros”. Conciencia negra y compromiso es darse cuenta que por sus orígenes esta cultura, y por ende sus practicantes, no importa si son negros o blancos, son discriminados.Lo saben quienes tocan cualquier forma de tambor y encuentran en sus vecinos la misma oposición que se viene manifestando desde el siglo XVII ante la presencia de tambores en el espacio público de la ciudad. No importa si antes eran tocados por africanos, luego por negros argentinos, mas tarde por migrantes afrouruguayos, ahora por porteños blancos de clase media –la reacción es la misma.Lo saben los miles de practicantes de religiones afroamericanas, que son considerados brujos y cuyos rituales son vistos como potenciales escenarios de crímenes. Lo saben las muchas bailarinas de danza afro, cuya práctica no tiene el mismo status que otras formas de danza. Saben que no importa qué tan bueno sea su espectáculo (y varios de los que se hicieron en los últimos dos años lo fueron), nunca tendrá la repercusión que puede tener un espectáculo de danza moderna, de tango o de flamenco.Este texto pertenece a un fragmento de lo expuesto en el evento del Día de la Conciencia Negra en el Galpón del Movimiento Afrocultural, el 25 de Noviembre de 2007/ Alejandro Frigerio es antropólogo e investigador de las culturas y religiones afroamericanas

Fuente: Revista Quilombo! Nro. 30, Diciembre 2007.

La versión completa está publicada en el blog de Alejandro Frigerio, click aquí.