h1

El jazz es un arte zen

abril 18, 08

[…] No se trataba solamente de una casualidad histórica: una noche, ya a última hora, cuando había acabado la música y el sake animaba su elocuencia, Sato le había explicado a Minty que se trataba de una alineación filosófica: el jazz era un arte zen, ¿no? La espontaniedad controlada. Como la pintura sumi-e a la tinta, como el haiku, como el tiro con arco, como la esgrima kendo; el jazz no era algo que se planeara, era algo que se hacía. Uno ensayaba, tocaba sus escalas, se aprendía sus fragmentos y luego ponía todos sus conocimientos, toda su preparación, al servicio del instante.
– Y, en el jazz, cada instante es una crisis -dijo Sato citando a Wynton Marsalis-, y uno pone toda su habilidad en juego para soportar esa crisis. -Como el espadachín, el arquero, el poeta y el pintor: todo está ahí. No hay futuro, ni pasado, solo ese instante y cómo te enfrentes a él. El arte sucede. […]

De Christopher Moore, Un trabajo muy sucio.

Fuente: I can’t with my soul

Anuncios

One comment

  1. waw! muy inspirador, y CIERTO… el jazz es un momento unico, si uno se descuida, se lo pierde, es como una flecha lanzada al aire que ya no puede volver atras..
    excelente el articulo!
    besoss
    Maia



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: