Posts Tagged ‘Buenos Aires Jazz Festival’

h1

Este año no estoy en el festival de jazz (y me pregunto por qué)

octubre 15, 08

(Una visión autorreferencial que, por una vez, me la permito. Pido disculpas, conciente de mi nula objetividad).

De las seis ediciones -sin contar la actual- que ya pasaron del Festival de Jazz de Buenos Aires participé en cuatro (para más datos ver aquí).

La primera vez en la edición nº 1, ofreciendo mi portal de entonces (JazzClubArgentina.com, hoy no operativo) como plataforma web del evento, ya que en esas épocas los organizadores no contaban con un sitio propio.

La segunda, en 2003, proponiendo, organizando y coordinando dos mesas redondas con la participación de músicos y especialistas, inaugurando este tipo de actividad reflexiva en el Festival. Una de ellas está transcripta aquí

La tercera, convirtiendo al Centro Cultural Konex de entonces en una sede del Festival, con un ciclo de cine, una muestra plástica, conferencias, mesas redondas y conciertos, además de un homenaje a Horacio Larumbe a poco de su fallecimiento, con la proyección de su último concierto de jazz realizado en nuestro ciclo Jazz y Vinos en 2002.

Y la cuarta el año pasado, como invitada a la mesa redonda “El Jazz y la Canción Popular”.

Con la excepción de esta última, a la que asistí a título personal, el resto formó parte de las actividades que realizaba el Jazz Club como proyecto cultural. Por supuesto que por ninguna se cobró un solo peso (salvo el magro porcentaje que se obtenía en Konex por Jazz y Vinos: más o menos $20 promedio por concierto).

En la edición 2008 no me ha tocado participar. Sólo recibí una invitación general y masiva a la conferencia de prensa. Una duda feroz me asalta: ¿habrá alguna razón para ello? Digo, porque el Festival se ha propuesto abrir un espacio “para la reflexión sociológica, histórica y crítica”, con la exposición del “pensamiento alrededor del jazz”, según reza la página web del festival.

Pongámosle que haber trabajado diez años en el circuito jazzístico porteño no es suficiente, ni haber presentado y/o publicado más de una decena de trabajos académicos sobre jazz, el jazz argentino y la música independiente. Como parece no serlo tampoco el haber desarrollado una tesis sobre el jazz argentino, cuyos resultados fueron llevados como material pedagógico a un diplomado universitario en Chile y como ponencia en un congreso internacional de estudios en música popular. Ni tampoco estar trabajando en una nueva investigación sobre lo afro en el jazz argentino, temática que está presente de alguna manera en el Festival debido a, entre otras cosas, la presencia de Randy Weston.

Puede que todo ésto no alcance, porque se me hace difícil creer entonces que los motivos sean personales. No veo qué inconvenientes podría tener con esta servidora el director artístico del festival, Adrián Iaies, ya que allá lejos y hace tiempo su primer disco solista “Nostalgias y otros vicios” fue presentado en el Jazz Club, tras un ciclo mensual de conciertos realizado entre marzo y diciembre de 1998, en la época en que Notorious (el otro boliche de entonces) sólo programaba artistas de mayor edad y reconocimiento y los músicos de jazz -por falta de público- no tocaban en teatros. Menos que menos pudo haber quedado algún encono tras las divergencias que surgieron en el debate al que nos convocó el programa Radiomontaje, en septiembre de 2005, en donde se debatieron algunas cosillas sobre el circuito del jazz, los boliches y los músicos de jazz argentino.

¿Los motivos serán políticos, entonces, públicas que fueron y son mis críticas a la gestión de los actuales funcionarios del Secretario de Cultura Hernán Lombardi, heredados de la gestión de Darío Lopérfido?

O, como última alternativa, ¿serán aquéllos ideológicos, teóricos, tal vez? No, no puede ser ésto, si tenemos en cuenta que la pluralidad no sólo es deseable, sino que además constituye un imperativo de la gestión cultural en una sociedad democrática.

Entonces, descartado todo lo demás, seguro que se trata de un olvido involuntario, un traspapeleo, un acto fallido. Un no tomar en cuenta, un no ver, un olvidar. O tal vez una decisión, porque sí, porque ya estuve, o porque no tengo nada que aportar. Eso sí, me gustaría aclarar la duda, dejar a mi paranoia sin argumentos.

Esta edición me la perdí, pero en dos años -cuando sea el próximo festival- me convocan, seguro. Qué fortuna.

PD de dos días después: en La Razón del miércoles Iaies anunció que en diciembre de 2009 se va a realizar una edición dedicada a lo local, en tanto el festival internacional será cada dos años. Hecha la aclaración.

Anuncios