Posts Tagged ‘Opinión’

h1

Lo “afro” en el jazz argentino (1)

mayo 23, 10

Ponencia a presentar en el IX Congreso de la Asociación Internacional de Estudios en Música Popular, Rama Latinoamericana, 1 al 5 de junio 2010, Caracas, Venezuela.

¿Qué tensiones culturales plantea la práctica de una “música negra” por parte de músicos “blancos”?

Resumen:

Lo afro en el jazz argentino:

“LOS BLANCOS HACEMOS LO QUE PODEMOS”1

Por Berenice Corti / Maestranda en Comunicación y Cultura UBA

En estudios ya realizados sobre aspectos discursivos de temáticas de identidad presentes en la producción del jazz argentino, tanto en los dispositivos de composición musical como en los modos en que estas cuestiones son procesadas en el campo cultural, hemos podido observar las tensiones presentes entre aquéllas y las prácticas de la performance, que a manera de diálogo con un sentido tanto confluyente como de contraposición abren cuestiones en torno a lo nacional y lo racial en la música popular, específicamente la argentina.

Lo descripto ofició como punto de partida para la investigación en curso, encarada para nuestra tesis de maestría actual, cuya primera sección de trabajo etnográfico pretendemos dar cuenta aquí a través del análisis del corpus de entrevistas en profundidad realizadas a músicos de jazz argentino de distintas generaciones. Estos materiales serán puestos en relación a nudos teóricos tales como los mencionados más arriba, leídos a la luz de los estudios en música popular e identidad, hibridez e industria cultural.

Si, tal como lo hemos señalado, la imbricación entre lo representacional y simbólico con el funcionamiento de las prácticas supone su análisis conjunto, propondremos para finalizar una vía de acceso al estudio de la performance en el jazz argentino, lo que será objeto de nuestro trabajo en la segunda parte de la investigación.

 1Del baterista de jazz argentino Pepi Taveira, en una entrevista de Radiomontaje (2008).

Foto: Horacio Sbaraglia / Fuente: Web Site de Pepi Taveira

h1

La música en vivo en la Buenos Aires post Cromañón

mayo 14, 10

Redefiniciones culturales en la Buenos Aires post Cromañón

El debate sobre el vivo de la música independiente

Por Berenice Corti

Ponencia presentada en el VIII Reunión de Antropología del Mercosur, Buenos Aires, UNSAM, noviembre de 2009.

Resumen:

Entre las implicancias culturales derivadas de la tragedia de Cromañón se encontraron aquellas que transformaron el sentido de la música en vivo de la ciudad de Buenos Aires en una actividad objeto de políticas de seguridad y de una mayor mercantilización, desplazando los debates hacia el interior del campo cultural de los aspectos relativos a cuestiones políticas, artísticas o culturales, hacia aquellos que refieren a una mera justificación o rechazo a su existencia, sobre todo en relación al circuito independiente.

Este proceso se produce en el marco de una redefinición más amplia de la actividad cultural en contextos de globalización, lo que ha llevado a que muchos de los debates referidos más arriba se estén produciendo en términos de lo que aparece como actual o anacrónico.

Es objetivo de este trabajo entonces realizar un análisis crítico de los debates producidos entre los diferentes actores –organizaciones de músicos, cámaras, legisladores- y de la manera en que éstos se plasman en acciones políticas y legislaciones, de modo de ofrecer una lectura comprensiva de las transformaciones producidas en el campo cultural musical independiente de la ciudad de Buenos Aires.

ARTICULO COMPLETO CLICK AQUI

Foto: Jam de Belgrano por Marcela Casarino.
mhcasarino@gmail.com
http://www.marcelacasarino.blogspot.com

h1

Ley de la Música: el momento es ahora – Por Berenice Corti

mayo 7, 10

Publicado en Living Jazz Nº 3

Ya en nuestra columna del número 1 de Living Jazz hacíamos mención a la formidable oportunidad que representa el debate sobre la Ley de la Música en función de garantizar los derechos culturales de la sociedad y los derechos de los artistas y trabajadores de la música.
Son conocidos los beneficios económicos y de difusión que otorgan espacios como el Instituto Nacional de Cinematografía o el Instituto Nacional del Teatro, o herramientas como las leyes de fomento por actividad. En la música nada de esto existe.
Así, cuando no hay protección de los ciudadanos el más fuerte es el que impera. Los músicos que se inician deben someterse a condiciones de explotación (el conocido “pagar para tocar”). Los que logran consolidar una trayectoria, muchas veces deben asumir los costos de una actividad que puede pagar de todo -o casi todo: alquileres, impuestos, salarios- pero no el esfuerzo y la calidad de los que generan el hecho cultural, y con ello, una actividad económica que deviene en compras de insumos, campañas de prensa, movimientos turísticos, organización de giras y toda una serie interminable que contribuye a consolidar las llamadas industrias culturales, cuyo germen sólo fue sostenido en base al esfuerzo personal y particular. Es hora de que el Estado y la sociedad reviertan esto.
Una Ley de la Música, vistos los proyectos en danza, deberá permitir que las propuestas artísticas autogestionadas -de manera prioritaria- puedan ser llevadas adelante con el apoyo del Estado, que es quien debe garantizar la circulación diversa de los productos culturales a través de redes alternativas y diferenciadas del mercado. Deberá también establecer reglas claras para los espacios de música en vivo: no se les podrá exigir una autorización especial -a la sazón, discriminatoria, como lo demostró la Unión de Músicos Independientes- pero sí un compromiso con la actividad para esperar beneficios impositivos, por ejemplo. Y los músicos tendrán las herramientas para encuadrar su actividad según se trate de una contratación o de una producción independiente.
Nuestra activa intervención en estos debates aparece como indispensable para modificar esas penurias que artistas y muchos de los implicados en la actividad musical, en mayor o menor medida, han sufrido o continúan padeciendo. Nadie lo va hacer por nosotros.

* Investigadora en Música y Cultura. Fue productora independiente de conciertos de jazz.

h1

Salió Living Jazz Nº 3

abril 27, 10

Especial Dossier Django Reinhardt, con Sergio Cirigliano y Ricardo Pellican

Entrevista a Oscar Feldman, por Ricardo Carossino

Festejos: 10 años de Radiomontaje

Opinión Ley de la Música: El momento es ahora, por Berenice Corti.

CLICK AQUI

h1

Fusiones, hibridaciones y mezclas en la música popular: raza, nación y jazz argentino

abril 7, 10

Ponencia presentada en la VIII Reunión de Antropología del Mercosur en la Mesa Identidades racializadas, Estado y Nación en el Mercosur, 29 de septiembre al 2 de octubre de 2009, Buenos Aires, Universidad Nacional de San Martín.

Resumen:

En relación a cuestiones identitarias presentes en el jazz argentino analizadas en trabajos anteriores, las influencias estéticas musicales mencionadas como de tipo nacional refieren a géneros populares como el tango, el folklore, el rock, o inclusive a la música de tradición académica compuesta en el país. El jazz y otras músicas afroamericanas aparecen -en una primera lectura- ocupando el lugar de lo no nacional, por lo que su interpretación puede hacerse sólo desde una conciencia de su ajenidad, incorporándoselas, en tal caso, a los procesos de hibridación en donde participan o a los cuales se someten las músicas populares.

La fusión musical –o su versión más actual de hibridez- aparece entonces como un espacio de confluencia, diálogo o confrontación de esas identidades nacionales, lo que podría vincularse, en una mirada cultural más abarcativa, a ciertas visiones y doctrinas del mestizaje.

Teniendo en cuenta que no es sobre este rasgo común del resto de Latinoamérica que fue construida la homogeneidad racial hegemónica de la Argentina, sino sobre el énfasis en la blanquedad, se examinarán en este trabajo los sentidos ideológicos de la mezcla en la música popular argentina, específicamente en el caso del jazz compuesto e interpretado en el país, y las relaciones que puedan proponerse en torno a ideas de raza, identidad y cultura.

TEXTO COMPLETO CLICK AQUI

Foto: Ricardo Nolé y Templando

h1

Sobre querer y poder en el hecho cultural y artístico – Por Berenice Corti

marzo 3, 10

Publicada en el número 2 de la revista Living Jazz Magazine.

Muchas veces tendemos a pensar a la maquinaria de la industria cultural (léase las poderosas organizaciones empresariales de entretenimiento, que pueden incluir o no versiones mercantiles del quehacer artístico) como un sistema omnipresente que tiene la capacidad de impedir la circulación de los hechos verdaderamente creativos. Lo mercantil se nos aparece entonces como la única opción a la que nos vemos obligados a adherir o rechazar, superadas supuestamente otras formas de producción artística. También, aunque no muy lejos de ésto, entendemos al arte como una entidad abstracta y pura, autónoma (o que debería serlo) de las más diversas ataduras, entre ellas la del dinero.

Las complejidades de la sociedad contemporánea parecen desmentir estos vuelos de pájaro, en tanto en ella conviven la racionalidad del pragmatismo y la reflexividad estética, y los más diversos órdenes de lo canónico y/o lo erudito, lo popular, lo masivo y lo “alternativo”.

Al respecto, el recientemente publicado libro de la socióloga Ana Wortman ofrece una mirada a partir del punto de inflexión de los primeros años 2000 en Argentina y su impacto en el campo cultural, en una visión de las transformaciones operadas como producto de las dinámicas artísticas, así como por los factores sociales y económicos de la época. Con artículos de su autoría y otros compilados a partir de investigaciones realizadas en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, la obra “Entre la política y la gestión de la cultura y el arte: nuevos actores en la Argentina contemporánea” (Eudeba, 2009) da cuenta de la diversidad de de proyectos culturales generados socialmente en espacios y formas no tradicionales para este tipo de expresiones (como las fábricas recuperadas, el uso del espacio público como galería de arte), el lugar de la cultura en la Argentina post neoliberal (lo emergente, lo colectivo, la conversión de la cultura en recurso), la autogestión y las redefiniciones del campo artístico (entre éstas, las producidas en el jazz argentino, que he tenido el privilegio de firmar).

En esos años de quiebre y reformulación la cultura surgió como una nueva estrategia de supervivencia material e inmaterial (como recurso tangible e intangible, como política, estética y economía), en donde confluyeron ideas renovadoras y otras hegemónicas y residuales de momentos anteriores. Revisitarlos nos actualiza la pregunta, en palabras de Wortman, sobre si es posible en el contexto de la mercantilización de la vida social “preservar espacios de creatividad e imaginación liberadora”.

* Investigadora en Música y Cultura. Fue productora independiente de conciertos de jazz.

h1

Salió Living Jazz Magazine Nro. 2!

febrero 24, 10

Imperdible!!!

CLICK AQUI

Entrevista a Víctor Ponieman, el nuevo dueño de Notorious: La economía del jazz. Por Ricardo Carossino

Dossier Glenn Miller. Por Carlos Fernández  Pacín y Hugo Borgnia.

Opinión: Sobre querer y poder en el hecho cultural y artístico. Por Berenice Corti

Entrevistas a Horacio Fumero y Néstor Astarita.

– Visitas 2010. Conciertos. Discos.